Gail Jenkinson: Dentro y fuera del agua con la FS7

La realizadora de documentales Gail Jenkinson describe los desafíos de capturar material 4K sobrecogedor en algunas de las ubicaciones más duras e inaccesibles del mundo.

La incansable trotamundos Gail Jenkinson ha visitado los siete continentes como realizadora de historia natural. La pasión por las increíbles imágenes del mundo natural de Gail, una viajera y fotógrafa empedernida, la ha llevado desde los impresionantes icebergs que flotan en las aguas de la Antártida hasta las frondosas montañas de Ruanda. Su habilidad como buceadora le permite manejarse igual de bien fuera del agua, cuando graba desde buques de investigación científica de alta tecnología, que en diminutos catamaranes. Tras empezar como aprendiz y asistente de cámara, la variada carrera de Gail ha incluido trabajos en series de televisión, largometrajes y anuncios para, posteriormente, especializarse en documentales e historia natural. A lo largo de los años, ha trabajado con diferentes cámaras de Sony, desde la FS700 hasta los actuales modelos con sensor de gran tamaño FS7, F5 y F55.

Su trabajo reciente para Blue Ant Media, una productora asentada en Toronto, en la serie de televisión Arabian Seas llevó a Gail al mundo submarino de los Emiratos Árabes Unidos y a los misteriosos arrecifes de Omán. En este inexplorado paraíso acuático, miles de criaturas se enfrentan en una batalla por la supervivencia, desde tortugas en peligro de extinción hasta exóticos tiburones y letales rayas. «Trabajar en cualquier tipo de entorno marino ralentiza todo el proceso», comenta Gail. «Es difícil comunicarse con otras personas cuando estás bajo el agua y, por supuesto, la complejidad técnica es todavía mayor». Cuando el reloj marca la cuenta atrás a medida que tu suministro de aire disminuye, no hay mucho margen de error. «Necesitas conocer tu cámara y tomar decisiones de antemano. No puedes perder el tiempo navegando por los menús, y menos aún utilizar algo voluminoso y difícil de manejar».

Para el proyecto de Omán, Gail utilizó su cámara FS7 Super35 en una carcasa submarina Sealux, combinada con un objetivo gran angular 11-16 mm. La grabación en 4K con la FS7 consiguió imágenes impresionantes de las maravillas naturales del arrecife, pero no sin antes obligar a superar los desafíos de la realización submarina: «La resolución 4K revela tanto detalle que el enfoque resulta absolutamente crucial. También existe una capa de aire entre el objetivo de la cámara y el domo de la carcasa. Asimismo, hay otra interfaz entre el domo y el agua, de modo que el efecto de aumento de la propia agua puede afectar a la visibilidad. Tienes que tener todo esto en cuenta cuando enfocas». Tanto la cámara como el operador pueden enfrentarse a los mismos problemas al grabar desde la superficie, ya sea mientras soportan las abrasadoras temperaturas de más de 40 °C de Omán, o bien si intentan resistir los gélidos vientos de la Antártida.

La grabación de Blue Planet 2 para el canal de historia natural de la BBC supuso para Gail el que describe como «el viaje más emocionante de mi vida», en el que atravesó el pasaje de Drake, que ella compara con «la puerta de la Antártida». Desde el buque de investigación científica de alta tecnología MV Alucia, Gail rodó a bordo y ascendió a los cielos en helicóptero entre los impresionantes icebergs tabulares de la región. El verano antártico ofreció 24 horas de luz diurna, de modo que Gail aprovechó la calidad de la luz de las 19:00 h a las 7:00 para grabar: «El rango dinámico amplio de una cámara como la FS7 ofrece un buen margen para controlar la exposición correctamente. Y eso es una gran ayuda al filmar zonas luminosas brillantes sobre el hielo y la nieve». Gail agradeció la generosa latitud de la cámara tanto como su impecable funcionamiento a temperaturas que fluctuaron regularmente desde cero a -20 °C. «Envolví la FS7 en una gruesa bufanda para mantener el viento helado a raya. Además, es importante dejar un tiempo a las cosas para que se estabilicen gradualmente cuando se producen cambios de temperatura. Aparte de eso, no necesité tomar precauciones especiales: la cámara nunca me falló durante el mes que duró el viaje».

Dónde comprar PXW-FS7