Del estudio al escenario: Mike Platt apuesta por el micrófono C-100

El ingeniero jefe de sonido Mike Platt ha elegido el micrófono de condensador de doble cápsula C-100 de Sony para captar un sonido de batería más natural sobre el escenario del espectáculo en directo de Tom Walker, aclamado cantautor y ganador de los premios BRIT Awards 2019.

Cómo contribuimos
El reto
  • Necesidad de utilizar un micrófono de alta calidad con una amplia respuesta en frecuencia
  • Necesidad de contar con patrones polares direccionales para evitar el retardo de otras fuentes de sonido sobre el escenario
Solución
  • Los micrófonos de condensador de doble cápsula C-100 de Sony están configurados como un par estéreo sobre la batería
  • Las señales de los micrófonos C-100 se mezclan con micrófonos cerrados en la batería
El resultado
  • Sonido nítido, natural, sin asperezas y de alta resolución sobre el escenario
  • La excelente directividad y el diseño de eliminación de ruido reducen el riesgo de que se acople el sonido en entornos de actuación en directo

Los micrófonos C-100 ofrecen un sonido transparente y bemol, tal como me gusta. En otras ocasiones he utilizado micrófonos colgantes que tienden a acentuar los matices desagradables, pero estos micrófonos de Sony son capaces de ofrecer un sonido espectacular en todo momento.

Mike Platt
Front of House Engineer

Mezclándose con los mejores

Mike Platt, músico convertido en ingeniero de la mesa de mezclas principal, comenzó como ingeniero de audio en la O2 Academy de Newcastle y lleva ya más de diez años trabajando como autónomo en una amplia variedad de eventos en directo, como algunas giras de Ben Howard y Catfish And The Bottlemen. Durante los últimos dos años, Mike ha ocupado el puesto de ingeniero en la mesa de mezclas principal de Tom Walker, aclamado cantautor y ganador de los premios BRIT Awards 2019. Para la última gira europea de Tom, escogió el micrófono de condensador de amplio diafragma C-100 de Sony para aumentar el sonido de la batería del percusionista Ali Thynne.

Actualización de una calidad legendaria

Desarrollado principalmente como micrófono de estudio, el modelo C-100 dispone de un diseño de doble cápsula de nuevo desarrollo e incorpora tecnología empleada originalmente en el legendario micrófono C-800G usado en innumerables éxitos internacionales. Sin embargo, para la gira de Tom Walker, Mike decidió poner a prueba el C-100 con un fin inusual y alejado del entorno del estudio de grabación. «Estaba muy emocionado con poder probar el C-100 de Sony en una actuación en directo con Tom», comenta Mike. «Me interesa probar cosas nuevas que no se hayan hecho antes. En el estudio, a menudo posicionas la batería cerca de un par de micrófonos colgantes para darle espacio al equipo. Pero en el escenario es distinto: se utilizan micrófonos individuales junto a todas las fuentes de sonido y micrófonos colgantes como remate final».

Captación de los matices más sutiles

Durante los ensayos de producción, Mike configuró dos micrófonos C-100 como un par estéreo situado sobre la batería Ludwig de Ali Thynne. Además de un bombo, una caja, un tomtom y tomtom de suelo, el equipo se amplió con una segunda caja afinada para proporcionar un sonido más contundente y oscuro en algunas canciones. «Ali es un baterista especialista en jazz», señala Mike. «Es un percusionista muy creativo y dinámico capaz de tocar grupos de notas fantasma y detalles sutiles que mejoran el sonido. Me gusta que los instrumentos suenen de forma auténtica, y el C-100 de Sony me ayudó a captar esos elementos en la actuación de Ali. Se trata de una agradable combinación: el sonido de los micrófonos cerrados mezclado con el de los micrófonos colgantes C-100 para lograr un sonido más realista. No necesito llevar a cabo muchas tareas de ecualización o de procesamiento en los productos de Sony, aunque sí que comprimo un poco el resultado para mantener los niveles bajo control».

Matices y directividad, incluso con un volumen elevado

La prioridad de Mike consistía en captar el sonido nítido y detallado procedente de la batería en un exigente entorno en directo. «Ocurren tantas cosas sobre el escenario que solo quieres que el micrófono capte la fuente de sonido a la que está dirigido, y, como ingeniero de sonido de actuaciones en directo, busco ciertas capacidades de directividad y de cancelación de ruido. He quedado realmente satisfecho con la gran directividad del modelo C-100; facilita enormemente mi trabajo. Solo desecho algunas frecuencias bajas inferiores a unos 200 Hz para evitar los problemas de acoplamiento y de fase. Para la percusión siempre estoy buscando un micrófono capaz de proporcionar un gran nivel de matices con un volumen elevado, de tal forma que, cuando el baterista esté en su máximo apogeo, todo suene bien y no haya ningún sonido ahogado. Es un objetivo que logro con los micrófonos de Sony».

Ponte en contacto con nosotros para obtener más información