Rumbo al monitoreo remoto de pacientes

La pandemia global de COVID-19 desencadenó cambios dramáticos en las prácticas hospitalarias, en especial con respecto a las estrategias de tratamiento y cuidado de pacientes de alto riesgo. En respuesta a ello, los hospitales están utilizando cada vez más diferentes plataformas de imágenes digitales que se integran con las redes hospitalarias, y permiten el monitoreo remoto de múltiples pacientes.

Personal de un hospital mirando un video en vivo de un paciente en un monitor de escritorio

Optimización de las estrategias de cuidados intensivos

Con la crisis global de coronavirus, incluso los hospitales mejor equipados tuvieron que hacer frente a desafíos sin precedentes. Las necesidades de cuidado intensivo de pacientes de alto riesgo llevaron al límite a la infraestructura hospitalaria, con faltantes de ventiladores, monitores de signos vitales y otros equipos esenciales. Los expertos y los equipos de enfermería tuvieron que enfrentar el doble desafío de tener que tratar cada vez más pacientes y adoptar prácticas de trabajo que minimizaran los riesgos de infección entre los pacientes y el personal.

Vista de una unidad de cuidados intensivos de un hospital
Mujer con ropa hospitalaria, sentada frente a un escritorio mirando un video en vivo de un paciente.

Acceso a información médica en tiempo real, al alcance de la mano

El monitoreo remoto ofrece nuevas oportunidades para que los equipos clínicos puedan evaluar las condiciones de los pacientes, sin necesidad de estar todo el tiempo físicamente presentes en una misma sala.

Los avances en la tecnología digital han posibilitado la transmisión de videos de alta definición (HD) capturados por cámaras controladas de forma remota en salas de cuidados (de forma segura a través de redes informáticas hospitalarias) en tiempo real.

En combinación con soluciones que puedan transmitir información y videos del paciente desde otros equipos, el personal de enfermería puede evaluar la condición de un paciente de alto riesgo a través de una PC, una tableta o una pantalla conectadas, ubicadas en cualquier lugar del hospital.

Monitoreo remoto: cómo funciona

Por lo general, las soluciones de monitoreo remoto constan de una o más cámaras que, durante las 24 horas, capturan material de video de pacientes de alto riesgo alojados en unidades de terapia intensiva (UTI) o quirófanos reasignados temporalmente. En este entorno, una cámara operada de forma remota ofrece beneficios obvios, ya que no requiere la presencia física de una persona para ajustar el campo visual u otras configuraciones de la cámara. El personal puede ver al paciente y consultar la información de su condición en la sala de manera remota.

Incluso sin necesidad de instalar un cableado de video especial, una solución como el sistema NUCLeUS™ de Sony, en combinación con las cámaras PTZ 4K SRG-X120 y SRG-X400 de Sony, puede llevar material de video digitalizado, audio y otras señales a través de una red IP. En una sala de enfermería, o en cualquier otro lugar del hospital, ese material de video se puede mirar a través de un navegador en una PC autorizada, en un iPad o en una pantalla gigante.

Un paciente en una Unidad de Cuidados Intensivos
Médico mira una tableta

Un complemento de las habilidades tradicionales de cuidado.

El monitoreo por video no está diseñado para reemplazar las habilidades del personal de enfermería. Sin embargo, puede ofrecer una oportunidad para que el personal de enfermería amplíe el cuidado a una mayor cantidad de pacientes. Asimismo, la facilidad de uso es un requerimiento clave para las soluciones de monitoreo remoto en entornos de cuidados intensivos, donde el foco debe estar siempre en el paciente. El monitoreo remoto no supone ninguna tarea adicional para el personal de enfermería: el sistema es efectivamente “transparente” desde la perspectiva del usuario, sin necesidad de operar equipos complejos adicionales o instalar un cableado diferente.

Seguridad del paciente

Cualquier solución de monitoreo que involucra la distribución de videos e información confidencial de los pacientes a través de redes informáticas genera preocupaciones obvias respecto de la seguridad y la confiabilidad de los datos. Los sistemas dedicados como la solución NUCLeUS abordan esta cuestión de manera directa y demuestran las prácticas recomendadas de la industria con poderosos sistemas de cifrado que permiten evitar que la transmisión de video y otros datos sean interceptados o vistos por personas no autorizadas.

Imagen ilustrativa de seguridad del paciente que muestra unas manos tipeando sobre un teclado
Una doctora senior en su escritorio

Alivio para el desafío que supone la carga de trabajo del personal

La introducción del monitoreo remoto de pacientes permite a los hospitales gestionar las atareadas cargas de trabajo de los equipos clínicos con mayor eficiencia. Una misma persona puede evaluar varios pacientes por video, y pasar menos tiempo caminando entre camas de grandes salas de cuidados o cubrir varias salas en una ronda.

Igualmente importante, el menor contacto físico entre los médicos y los pacientes puede reducir significativamente los riesgos de infección y la constante necesidad del personal de ponerse y quitarse los equipos de protección, cuya disponibilidad puede ser limitada.

Monitoreo remoto más allá del quirófano y las unidades UTI

Las aplicaciones de monitoreo remoto de pacientes exceden las necesidades inmediatas originadas por la crisis del COVID-19. Esto es igualmente relevante en entornos tales como salas de atención de mayores, donde, por lo general, un único miembro del personal de enfermería es responsable del cuidado de una gran cantidad de pacientes.

Mujer con ropa hospitalaria, sentada frente a un escritorio con varios monitores.

Explore nuestra solución inteligente de imágenes digitales para hospitales

Descubra NUCLeUSTM, la plataforma de imágenes que permite distribuir y gestionar señales de video, fotografías y datos de clientes provenientes de modalidades conectadas, a través de toda la red hospitalaria.

Más información sobre nuestra plataforma inteligente de imágenes.>

Dos médicos miran la transmisión de imágenes de una cirugía con comentarios en un monitor de escritorio mediante la plataforma de NUCleUS