La tecnología A.I.M.E. asiste a uno de los mejores neurocirujanos

Incorporada en los monitores de uso médico de Sony, la tecnología A.I.M.E.™ (Advanced Image Multiple Enhancer) mejora el color y la estructura de las imágenes médicas visualizadas. El Dr. Toru Mizutani, neurocirujano, ha evaluado los beneficios de A.I.M.E. en el tratamiento de aneurismas, tumores cerebrales y otros trastornos cerebrovasculares.

Imagen en primer plano de una cirugía en progreso, con una imagen superpuesta de un monitor quirúrgico Sony que muestra las imágenes endoscópicas de una neurocirugía.

Nuestra asistencia

El desafío

  • El tratamiento exitoso de condiciones tales como aneurismas cerebrales depende de que la intervención quirúrgica sea rápida y precisa

La solución

  • Los monitores de uso médico 4K de Sony con tecnología A.I.M.E. se usan para asistir al cirujano y al personal clínico durante procedimientos quirúrgicos

El resultado

  • Las imágenes mejoradas en el monitor con tecnología A.I.M.E. le brindan al cirujano una mejor percepción de los detalles sutiles, las diferencias de color y la profundidad de la imagen

Productos relacionados

Monitor quirúrgico Sony.

Monitores quirúrgicos

Contáctenos para recibir más información

La tecnología A.I.M.E. parece ofrecer una vista más clara, incluso cuando el líquido cefalorraquídeo circundante es turbio, lo que disminuye el riesgo de la cirugía.

Dr Toru Mizutani
Neurosurgeon, Professor and Chairman, Department of Neurosurgery, Showa University School of Medicine

La tecnología A.I.M.E. mejora el color y el contraste de las imágenes

Incorporada en nuestros monitores de uso médico LMD-2765MD y LMD-2760MD, la tecnología A.I.M.E.™ (Advanced Image Multiple Enhancer) de Sony ofrece una vista más clara de los objetos visualizados en la pantalla del monitor. El modo “Colour Enhancement” ayuda a aclarar las diferencias de tono entre los objetos en pantalla, mientras que el modo “Structure Enhancement” mejora la visibilidad y el reconocimiento del contorno de un objeto. Los beneficios de la tecnología A.I.M.E. han sido evaluados por el Dr. Toru Mizutani, especialista en el tratamiento quirúrgico de trastornos cerebrovasculares y quien ha estado a cargo de más de 300 casos de aneurisma cerebral disociativo.

Dr. Toru Mizutani.
Tres conjuntos de imágenes endoscópicas en paralelo muestran cómo se mejoran las imágenes al activar la función AIME o Advanced Image Multiple Enhancer en los monitores para cirugía.

Acentuación del color y del contraste

Después de haber realizado aproximadamente 2000 procedimientos que involucran aneurismas cerebrales, el Dr. Mizutani explica: “La precisión y la velocidad del engrapado alrededor del cuello de un aneurisma cerebral son de vital importancia para determinar el éxito o el fracaso de la cirugía. En comparación con las imágenes anteriores (fotos 1 y 3), las imágenes creadas con la tecnología A.I.M.E. (fotos 2 y 4) se ven más claras y el tono del color rojo se ve acentuado por la función de mejora del contraste y del tono de color de A.I.M.E.. Al realizar el control con imágenes de fluorescencia con ICG (foto 5), noté que se lograba una claridad similar con la función de mejora de contraste de A.I.M.E. (foto 6). En función de estos resultados, considero que existen varias posibilidades de implementar la tecnología A.I.M.E. en procedimientos realizados bajo el microscopio”.

Compatibilidad con una variedad de aplicaciones quirúrgicas

El Dr. Mizutani señala que A.I.M.E. puede ser beneficiosa para la enseñanza y la capacitación médicas. Sus imágenes claras permiten que otros médicos vean detalles de tejido sutiles y observen la forma en que se manejan las tijeras quirúrgicas. El Dr. cree que el sistema también puede resultar muy útil para realizar controles postoperatorios repetidos. Asimismo, tiene una visión positiva acerca de la aplicación de la tecnología A.I.M.E. en otros casos de cirugía. “Cuando se puede llegar al aneurisma a través del ventrículo, que es un procedimiento menos invasivo, se puede utilizar la biopsia neuroendoscópica. Esta cirugía requiere total atención para evitar daños en los tejidos del cerebro. Sin embargo, al cirujano puede resultarle difícil sentir la distancia hasta el tejido al cual quiere llegar durante la recolección de la muestra. La tecnología A.I.M.E. parece ofrecer una vista clara y reducir los riesgos de la cirugía, incluso cuando el líquido cefalorraquídeo circundante se ve ligeramente turbio”.

Conjunto de imágenes quirúrgicas que muestran el aumento de la resolución al activar AIME o Advanced.